ME HAN CITADO PARA LA ENTREVISTA SI!!! ESPERA Y AHORA QUE VOY A DECIR????

Luego de pasar horas y días enviando tu curriculum a las empresas y ahora es el momento de presentarte ante los entrevistadores para demostrar de que estas hecho y cuales son tus cualidades, aquí debes de hacer las cosas bien ya que la entrevista es el proceso más importante que realizan las empresas, por lo que ellos en su mayoría hacen con cuidado la selección de personal para no cometer el error de elegir al equivocado..
Esto también van para las personas que quizá no encuentran su primer trabajo con esto no garantizamos que te van a elegir pero si te servirá de llevar una base para no quedarte callado o hacer gestos que quizá puedan ser no muy bonitos para los jefes.
1. Llega antes de lo esperado
Siempre es mejor esperar a ser esperado, y además eso habla muy bien de ti profesionalmente como factor de la puntualidad.
2. Realiza una investigación previa
Desde que recibes la llamada hasta el día de la entrevista, tienes tiempo para activar el protocolo de actuación en estos casos. Lo importante es ponerse manos a la obra cuanto antes para ir lo mejor preparado posible. Lo primero de todo, consigue toda la información que puedas sobre la empresa.

3. Escucha atentamente
Presta atención ver a los ojos y entender lo que te dicen es es indispensable en la comunicación, concéntrate para dar una respuesta clara y responde con seguridad.

4. Vístete de acuerdo a la empresa Analiza la empresa a donde quieres trabajar por ejemplo si un trabajo es para bodega o mesero no puedes llegar con traje podrías llegar bien vestido con una camisa formal zapatos y pantalón. Ahora bien si la empresa es un banco es diferente ya que ahí su trabajo es con traje y así en diferentes empresas.

5. Lleva pensada tu reacción a la preguntas comprometidas
Es posible que haya algunas preguntas más difíciles y comprometidas que debes responder con diplomacia pero también de forma sincera. Tienes que estar preparado para esto. No contestar no es la mejor solución porque pueden pensar que ocultas algo. De todas formas, ante temas como la religión, la política, la sexualidad o asuntos más íntimos siempre puedes decir que “no crees que esos temas sean relevantes para el puesto de trabajo”.
Una de las preguntas que siempre hacen es la siguiente:
Cuáles son tus puntos débiles?
Esta pregunta es bastante frecuente. Te recomiendo que no destaques debilidades que puedan suponer un problema para ese puesto de trabajo. Por ejemplo, si te hacen la entrevista para incorporarte al departamento de servicio al cliente de una empresa, no digas que te cuesta hablar con otras personas. Elige algún punto débil que visto desde fuera no parezca tan grave. Por ejemplo, no se manejar. Si es algo que no tiene nada que ver con la entrevista pero recuerda no te pongas en mal tu mismo.

6. Lleva currículum y trabajosA veces uno puede creer que como ya lo envió por email, o porque ya llenó un formulario, llevarlos impresos no es necesario. Pero lo es. Además, un portafolio o carpeta de trabajos (contables, artísticos o de otra índole mientras no manejen información confidencial) no está nunca de más.
7. No cruces los brazos
Las manos deben estar al alcance de la vista del entrevistador. Usa los brazos para apoyar y reforzar lo que cuentas, pero cuida los gestos exagerados. Si te mueves demasiado puedes transmitir o provocar nerviosismo.
8. Saluda siempre con apretón de manos
Es un gesto muy agradable que de una manera u otra harás sentir al entrevistador que eres simpático. Recuerda siempre hacerlo antes de entrar a la entrevista verbalmente.

9. Duerme lo suficiente y llega puntual
Estar descansado es fundamental para darlo todo. Esa noche procura dormir 8 horas y al día siguiente llega con tiempo al lugar de la entrevista. Si te presentas tarde tienes muchas posibilidades para que no te den el trabajo.

10. Estudia tu curriculum Repasa siempre tu curriculum a manera de que puedas responder preguntas simples si lo haces puedes adquirir un punto, el entrevistador se dará cuenta de que llegas preparado, revisa desde tu nombre hasta los logros que has obtenido.